Suzuki Grand Vitara 2009

25 fotos

ver galeríaSuzuki Grand Vitara 2009

Larga vida al rey

Protagonista de toda una revolución en el segmento del todoterreno compacto, el Grand Vitara siempre ha sabido convertirse en una apuesta de futuro. Tras consolidarse por tercer año como líder absoluto del mercado TT, Suzuki ha decidido lanzar una nueva evolución al mercado de su todoterreno más emblemático con un diseño más ergonómico y mejor acabado en su interior. Cualidades a las que se suman una mayor calidad de marcha y vigorosidad, que le otorgan sus dos nuevas motorizaciones de gasolina: 2.4 litros de 166 CV y 3.2 de 233 CV. Nuevas mecánicas que se suman a las ya existentes, el conocido 1.9 litros DDIS de 129 CV - y la gasolina 1.6 106 CV. Toda una apuesta por un vehículo polivalente que no renuncia a nada.

Tras veinte años en el mercado, la marca nipona ha sabido conservar como "oro en paño" la fórmula del éxito al configurar un todoterreno que ha sabido adaptarse como pocos a los tiempos con suma facilidad. En este sentido Suzuki ha sabido conjugar un precio contenido, con un acabado acertado y la tradicional calidad japonesa para todo un líder de ventas que mantiene sus carrocería de tres y cinco puertas y ahora se ofrece en cuatro motorizaciones - tres de ellas gasolina, las mencionadas con anterioridad y el 1.6 litros de 106 CV y donde no falta el bloqueo central o la reductora para disfrutar de sus virtudes camperas.

SUZUKI GRAND VITARA 1.6L 3P JX 18.995 €
SUZUKI GRAND VITARA 1.6L 3P JX-A 21.295 €
SUZUKI GRAND VITARA 2.0L 5P JLX-A 23.195 €
SUZUKI GRAND VITARA 2.4L 5P JLX-E 25.195 €
SUZUKI GRAND VITARA 2.4 5P JLX-EL AUT. 33.195 €
SUZUKI GRAND VITARA 3,2 V6 5P JLX-EL AUT. 35.195 €
SUZUKI GRAND VITARA 1.9 DDiS 3P JX 22.395 €
SUZUKI GRAND VITARA 1.9 DDiS 3P JX-A 24.095 €
SUZUKI GRAND VITARA 1.9 DDiS 3P JX-E LTD. 26.495 €
SUZUKI GRAND VITARA 1.9 DDiS 5P JLX 26.095 €
SUZUKI GRAND VITARA 1.9 DDiS 5P JLX-A 27.795 €
SUZUKI GRAND VITARA 1.9 DDiS 5P JLX-E 28.595 €
SUZUKI GRAND VITARA 1.9 DDiS 5P JLX-ES 29.895 €
SUZUKI GRAND VITARA 1.9 DDiS 5P JLX-EL 34.995 €

Texto y fotos: Bienvenido Alcántara

Diseño

La nueva imagen que recibe el Vitara apenas recibe cambios en esta actualización estética que mantiene idénticas dimensiones con el modelo actual -salvo por la longitud que crece en tres centímetros -. Tan sólo la nueva parrilla, el paragolpes delantero más perfilado, los espejos retrovisores con los intermitentes integrados y las llantas de nuevo diseño, nos indican que estamos ante la variante 2009. Pequeños cambios que potencian el gran atractivo de su imagen tanto en tres como en cinco puertas.

Habitabilidad

Con sus 4,50 metros de largo y 2,64 metros de batalla, el Grand Vitara ofrece un habitáculo bien proporcionado para acomodar a cinco adultos sin que se pueda ver comprometida su comodidad - en el caso de la versión de cinco puertas-. En este sentido, el pasajero de la plaza central ni siquiera notará el túnel de la transmisión, ya que apenas sobresale del piso. Por lo demás, los pasajeros disfrutarán de un más que aceptable grado de confort gracias a que los respaldos de los asientos traseros son reclinables. El acceso a las mismas está bien realizado, ya que la situación del piso en un posición no demasiado alta no requiere de mayores esfuerzos para acceder a dichas plazas.

Al volante encontramos la postura típica de un todoterreno, es decir, es decir postura más erguida que la de un turismo, donde la banqueta se encuentra elevada. A pesar de contar con regulación sólo en altura del volante resulta relativamente fácil adquirir la postura correcta.

El maletero con 516 litros de capacidad de carga se encuentra entre los mejores de la categoría por tamaño. Además de ser amplio, se presenta regular en sus formas, se encuentra bien rematado y es práctico, pues bajo el piso se encuentra un compartimento para ocultar pequeños objetos. El único "pero" lo encontramos en el portón, pues aunque es amplio y ofrece buen acceso al interior, resulta pesado y cuesta sujetar la puerta abierta si la abrirmos cuando el coche esta inclinado.

Mecánica

Una de las mayor novedades que trae el Grand Vitara lo encontramos en el apartado mecánico con la incorporación de dos nuevos motores gasolina: un cuatro cilindros de 2.4 litros de distribucción variable con 166 caballos, que es común para las versiones de tres y cinco puertas y un nuevo bloque de 3.2 litros, en configuración V6 24 válvulas, exclusivo para el modelo de cinco puertas, que rinde 233 caballos de potencia.

De las dos mecánicas presentadas manejamos el seis cilidros en V durante un recorrido de unos 30 kilómetros. Dicho motor resulta refinado, silencioso y obediente en la entrega de potencia ante los requerimientos realizados a través del acelerador. Asociado únicamente a una caja automática de cinco velocidades resulta agradable en su entrega, aunque los desarrollos entre las marchas se encuentran muy abiertos y muestra cierto resbalamiento entre los desarrollos cuando reducimos para buscar un respuesta más enérgica.

El resto de mecánica de gasolina se completa con otro tetracilíndrico transversal, como el 1.6 litros de 106 caballos de distribución variable.

Por último y ya en materia diesel, se ofrece el conocido turbodiesel 1.9 DDIS de origen Renault. Un propulsor que se queda algo falto de fuerzas al ralentí, pero una vez pasadas las 2.000 vueltas responde con fuerza y energía. Sin embargo es en velocidad de crucero cuando echamos en falt en su cambio manual de cinco velocidades una sexta velocidad, que desahoge en mayor medida el motor en autopista donde peca de corto desarrollo y un exceso de revoluciones cuando mantenemos una velocidad de crucero elevada.

Comportamiento

Tanto la carrocería de tres como de cinco puertas es monocasco autoportante y reforzada en su interior por unos falsos largueros, que se encuentran soldados a la estructura. Dicho bastidor descansa sobre suspensiones independientes de tipo McPherson en el eje delantero y sistema de brazos múltiples detrás. Éstos últimos se encuentran atornillados a un subchásis, que acoge al diferencial trasero.

Con la estrctura del chasis y de la carrocería montada de una sola pieza junto a la buena superficie del chasis, generosa batalla y buena anchura de vías logran un comportamiento aplomado en carretera.

Sus suspensiones independientes logran un buen equilibrio entre confort y estabilidad ya que ofrece en todo momento un gran control de la carrocería, además de mantenerlo bien sujeto al asfalto.Tanto en carretera como en autovía ofrece en todo momento un comportamiento noble y seguro.

Fuera de la carretera es un todoterreno ágil y divertido en pista a un ritmo elevado, gracias a que el control de estabilidad se encarga de que no perdamos la trayectoria, pues no permanece desconectado por encima de 30 km/h, a menos que tengamos puesta la reductora. Bien ajustado, dicho control entra en funcionamiento cuando es realmente necesario permitiéndonos una conducción ágil y segura. A todo ello se suma una dirección que nos mantiene informados de todo lo que acontece en el asfalto.

Mencion aparte merece la amortiguación por su elevado grado de aislamiento, pues bastante resquebrajado tienen que estar el terreno, ya sea por baches o agujeros, para que se deje notar en los pasajeros.

Su tracción total permanente unido a su reductora (en todos los modelos, excepto el 1.6 3p) y diferencial central bloqueable en largas y cortas mediante un interruptor circular le permiten sacar partida frente a otros todoterrenos ligeros pensados más para el asfalto permitiendo llegar más lejos en aventuras camperas donde muchos de sus rivales se tiene que parar. Aunque sus limitaciones en este aspecto pasan por su escasa reductora, poco desmultiplicada, poco recorrido de la suspensión y escaso ángulo ventral de 20 mm. Todo un coto a un mayor avance cuando el terreno se vuelve demasiado agreste y complicado.

Seguridad

Dotado ahora con frenos de disco ventilados en ambos trenes - a excepción del 1.6 3p - sorprende por su dureza, solvencia. Ya veremos cuando lo podemos probar más detenidamente si estas buenas sensaciones se corroboran.

Por lo demás, el Grand Vitara se encuentra equipado en materia de seguridad pasiva por los airbag frontales, laterales delanteros y de cortina - salvo en las versiones más básicas como las JX y JLX -.

Valoración Final

Ahora más rejuvenecido, el superventas durante tres años consecutivos en el mercado español continúa pisando fuerte. Para ello conjunta una calidad y diseño en su impecable habitáculo, además de un comportamiento en carretera satisfactorio. Fuera del negro mar del asfalto ofrece un buen rodar en pistas. Sin lugar a dudas, el Grand Vitara guarda un logrado punto de equilibrio entre los todocamino y los todoterrenos puros para ser uno de los mejores exponentes de los todoterrenos mixtos y todo ello con un precio verdaderamente competitivo.