X3


ver galeríaX3

BMW X3

Generación X

El nuevo BMW X3 inaugura segmento, el de los coches lujosos medianos para dentro y fuera del asfalto. El modelo alemán conjuga la agilidad típica de los vehículos BMW con la versatilidad que ofrece un Sports Activity Vehicle. En todo caso, es el primer modelo selecto en el segmento de los SAV por debajo del X5.

Estamos ante un vehículo completamente nuevo. El X3 es 87 milímetros más largo que el BMW Serie 3 Touring, pero casi 30 centímetros más corto que la nueva berlina de la serie 5. También el X5, con sus 4.667 milímetros de extremo a extremo de los paragolpes, es claramente más largo que este su hermano menor.

La situación se repite lo que se refiere a la distancia entre ruedas y a la altura, una altura libre sobre el suelo, de 201 milímetros, permite conducir al X3 por carreteras camperas accidentadas.

Los motores de gasolina y diesel de seis cilindros, famosos por su suavidad y potencia, se ocupan del dinamismo del X3. El ágil X3 3.0i de serie alcanza una velocidad punta de 210 km/h con su propulsor de 231 CV; y si está equipado con el kit deportivo con reglaje para altas velocidades, incluso alcanza una máxima de 224 km/h. El motor del X3 2.5i tiene una potencia de 192 CV. El motor de seis cilindros y 3.000 cc sube rápidamente de vuelas y permite obtener buenos resultados en la disciplina de aceleración: de 0 a 100 km/h apenas necesita 7,8 segundos. El motor de gasolina de 3.000 cc cumple la norma UE 4 de gases de escape y su consumo es modesto, ya que el X3 3.0i tan sólo necesita 11,4 litros a los 100 kilómetros. Los amantes de motores de gran par quedarán entusiasmados especialmente con el X3 3.0d, que brinda una potencia de 204 CV y un par motor de 410 Nm. Apenas necesita 7,9 segundos para pasar de 0 a 100 km/h. y, sin embargo, el consumo es modesto: 8,4 litros a los 100.

Los tres motores están combinados de serie con una caja de cambios manual de 6 marchas y opcionalmente se puede adquirir una caja de cambios automática de 5 marchas.

Tracción total de altura

Una guinda especial del X3 es su nuevo sistema de tracción total xDrive, que marca un nuevo listón en la agilidad y permite distribuir de modo continuo y plenamente variable las fuerzas motrices entre el eje delantero y posterior. El sistema reconoce de inmediato si es necesario modificar la distribución de la fuerza y reacciona muy rápidamente, por regla general incluso antes que una rueda pierda adherencia.

La versatilidad del nuevo X3 no se limita a sus cualidades ágiles y dinámicas en todo tipo de terreno. También el habitáculo, el completo equipamiento y los equipos opcionales lo convierten en el coche ideal para personas activas y polifacéticas. Desde el «puesto de mando» elevado, característica que distingue a los Sports Activity Vehicles de BMW, no solamente se puede apreciar todo el entorno del coche, sino también se tiene la sensación de estar en un habitáculo muy moderno y espacioso.

La típica elegancia y estética de la marca fue adaptada al carácter especial de este vehículo, que ofrece un ambiente deportivo y cuenta con muchas soluciones muy prácticas en los detalles. La oferta de materiales y colores de tipo clásico o deportivo ofrece numerosas posibilidades para personalizar el habitáculo. El tablero tiene instrumentos redondos, algo típico en la marca. En el centro del salpicadero puede montarse la pantalla abatible de color de formato 16:9 del sistema de navegación.

Al abrir el maletero, se accede a un compartimiento muy espacioso, capaz de acoger diversos equipos deportivos voluminosos. Dependiendo de la configuración de los asientos, puede disponerse de hasta 1.560 litros. Numerosos vanos portaobjetos completan el carácter funcional del X3.

Todos los X3 pueden llevar una carga útil de hasta 500 kilogramos. El peso en orden de marcha del X3 empieza por 1.740 kg (X3 2.5i) y termina con 1. 850 kg (X3 3.0d). Quien quiera transportar cargas más voluminosas puede llevar un remolque de 1.800 kg con el X3 2.5i; los otros dos modelos son capaces de remolcar un peso con freno de hasta 2.000 kg. En todos los casos, el sistema de BMW de control de estabilidad de remolques, único en su especie, se ocupa de la seguridad al remolcar, por ejemplo, un yate u otros equipos. Esta ampliación del sistema de regulación DSC se ofrece de serie, así como también el sistema de control automático de descenso en pendientes HDC (Hill Descent Control).

El principio de construcción de los Sports Activity Vehicle de BMW (paso del semieje a través del cárter de aceite) consigue que el centro de gravedad del X3 sea muy bajo, con lo que se reduce su tendencia de inclinación lateral. El sistema xDrive con su distribución inteligente de la fuerza, se ocupa de mantener la estabilidad del X3 incluso al conducir por carreteras reviradas a alta velocidad, evitando que surjan situaciones críticas.

Y si, aún así, surge una situación difícil, interviene el sistema de estabilización DSC. Además, el X3 cuenta de serie con un indicador de presión de los neumáticos (RPA) que compara constantemente la velocidad de giro de las ruedas.

La lista de opciones para este modelo es bastante larga, pero cabe destacar de modo especial el gran techo panorámico y el innovador sistema de faros con adaptación automática en curvas ACL.

Los clientes que prefieren un estilo de conducción deportivo pueden adquirir el BMW X3 con un kit que incluye un reglaje especial del chasis, apropiado para velocidades más altas. El kit incluye, además, luces intermitentes blancas, acabado Shadow Line, llantas de aleación ligera con radios en forma de estrella, volante deportivo recubierto de piel y asientos deportivos para el conductor y su acompañante.

El BMW X3 se lanzará al mercado a principios del 2004 en Europa y en los Estados Unidos. Posteriormente estará disponible sucesivamente en otros mercados.

Mario Serrano