Land Cruiser


Land Cruiser


Uno de los clásicos entre los clásicos en el segmento del todoterreno, el Land Cruiser, se renovará de forma notable para el próximo año. Toyota nos anuncia el lanzamiento del nuevo Land Cruiser 200, que sustituye al anterior HDJ 100. Actualmente, este nuevo modelo ya se vende en el país nipón, aunque en Europa aún no se comercializa pues llegará a lo largo del primer trimestre de 2008.

En el nuevo Toyota Land Cruiser 200 apreciamos modificaciones en el diseño, en el equipamiento y en el capítulo de los motores. En la zona exterior, las dimensiones son algo mayores. Su longitud se sitúa en los 4.960 mm (seis centímetros más), con un ancho de 1.970 mm (30 mm más) y una altura de 1.865 mm. Su estampa irradia robustez y fuerza. En ella, destacan el gran tamaño y la nueva forma de los faros delanteros y traseros así como unos paragolpes muy prominentes. La silueta lateral del Land Cruiser 200 se enfatiza de forma especial, culminando en un deportivo alerón trasero integrado en la zona final del techo. En la parte zaguera, el portón también es nuevo y según los responsables de diseño de Toyota tiene forma de "concha".

En el interior, esta nueva versión no escatima esfuerzos en favorecer lo máximo posible la vida a bordo de sus ocupantes. Por ello, utiliza una lograda combinación de detalles refinados y de calidad, con lujosas inserciones de aluminio y de madera en diversos lugares del habitáculo. Éste puede estar configurado para que en él puedan viajar cinco o siete pasajeros, según nuestras preferencias.

Toyota ha hecho especial hincapié en realizar un chasis mejorado con la introducción de diversos alardes técnicos. La marca japonesa incorpora por primera vez suspensión variable adaptable en las cuatro ruedas, que cuenta a su vez con control activo de la altura y reglaje de los amortiguadores. A estas suspensiones hay que unir el sistema KDSS que minimiza los posibles balanceos en la carrocería.

En un todoterreno, siempre hay que hablar de las novedades que se introducen en el sistema de tracción. Éste es integral permanente con un diferencial central Torsen de deslizamiento limitado. El eje delantero recibe el 40 por ciento del par y el eje trasero el 60 por ciento restante en condiciones normales. Estos porcentajes pueden ser a partes iguales (50/50) o variar si es necesario, con un 30 por ciento en el tren delantero y un 70 por ciento en el trasero.

En el capítulo de propulsores, Toyota tampoco ha querido escatimar en esfuerzos, dotando al Land Cruiser 200 de dos modernos y eficientes motores de ocho cilindros en V. El más novedoso es el diesel D-4D de 4.5 litros de cilindrada y una potencia máxima de 286 CV asociado a una caja de cambios automática de seis velocidades. Este propulsor sustituye al anterior 4.2 TD de 204 CV.

En la oferta de gasolina, el Land Cruiser 200 ofrece también un V8 de 288 CV que resultar ser una evolución del actual 4.7 con distribución variable.

Jorge Serrano

Ver más